Viejas sabidurías agrícolas españolas: caca de perro para proteger los árboles!

Viejas sabidurías agrícolas españolas: caca de perro para proteger los árboles!

Nicholas y yo vivimos en una zona que ha sufrido una gran despoblación a lo largo de las décadas: nuestro pueblo está disminuyendo a un ritmo de un 5% al año. Es una cosa contra la que intentamos a luchar, animando a más gente a mudarse a este hermoso pero abandonado lugar. Como resultado de esta despoblación, hay muchas personas mayores y ancianas que trabajan la tierra y que tienen mucha pasión por transmitir sus conocimientos a la siguiente generación. Nicholas vuelve regularmente a casa con interesantes chismes, observaciones filosóficas y largas instrucciones detalladas que le han contado los aparentemente incansables ancianos que conoce en sus viajes por el campo. He decidido empezar a escribirlos con la esperanza de que se conserven y se transmitan lo más lejos posible.  

Nicholas pasturing the goats on our finca
Nicholas paseando con sus cabras

Rocía caca de perro en tus árboles!

Aquí, en la Freedom Farm, nos encantan nuestras tres cabras. Nos dan grandes cantidades de leche fresca con la que hacemos queso, yogur, cajeta y muchas otras cosas deliciosas. También nos dan un abono de primera calidad que alimenta la tierra y rellena el huerto. 

Esa es la buena noticia. La mala noticia es que las cabras son muy destructivas, son animales inteligentes y curiosos y pueden comer MUCHO.

El pastoreo de las cabras en la finca parece una gran idea hasta que te das cuenta de que pueden despojar a un olivo de sus aceitunas, sus hojas, sus ramas y su corteza en poquísimo tiempo. Ni siquiera voy a empezar a describir la clase de masacre que pueden cometer con un almendro con almendras- es trágico.

Baby goats are so nimble, they love jumping up on a tree to reach the best leaves
Las hojas tiernas están mas arriba! Vamonos!

Cuando dependes de los árboles para que te proporcionen comida y unos ingresos moderados, lo último que puedes permitirte es que un grupo de cabras se los coma. En la actualidad, nuestra estrategia consiste en pastorear las cabras con una valla eléctrica móvil: creamos todo tipo de potreros con formas extrañas en un intento de mantener a las cabras alejadas de los árboles, y es un verdadero aburrimiento. Echo de menos los días en los que no sabíamos nada mejor y dejábamos que las cabras cargaran por todo el lugar haciendo estragos, trepando a los árboles, explorando el bosque.

Parece triste restringir sus movimientos, pero después de todo el trabajo que hicimos para que los árboles volvieran a producir, ¿qué opción tenemos? Bueno, dice el anciano caballero español que nos vende nuestras balas de heno, se puede intentar rociar los árboles con “mierda de perros”.

Molly and Babs, two of our dogs, finca guardians and premium poo makers.
Molly, 4, y Babbington, 3. Jefes juntos de la finca.

Luego procede a instruirnos sobre la metodología correcta. Primero hay que elegir un buen excremento de perro, preferiblemente fresco y muy apestoso. Luego hay que mezclar ese excremento apestoso en un gran cubo de agua y dejarlo durante unos días para que quede bien y… bueno… apestoso. Una vez que estés satisfecho con el brebaje maloliente, puedes proceder con el siguiente paso horripilante, que es tomar una brocha grande y aplicar la mezcla a los troncos de tus árboles. El resultado es que tus árboles son ahora totalmente aborrecibles para las cabras (y probablemente para cualquier otro ser vivo). Esto se debe a que las cabras son sorprendentemente delicadas en lo que respecta a la higiene. Las cabras, a diferencia de las ovejas, no pastan ni comen del suelo, sino que hojean y pican a la altura de la cabeza o por encima de ella. Esto les ayuda a mantenerse sanas y a evitar todo tipo de parásitos que habitan en el suelo. Las cabras también se niegan a comer cualquier cosa que haya sido mordida o incluso tocada por otra cabra, así que no te olvides de llevar una zanahoria o una manzana para cada cabra individualmente o podrías tener un motín en tus manos!

One of our beautiful trees, dripping in almonds
Nuestro mejor árbol de almendras seria una merienda deliciosa por unas cabras!

Todavía no hemos probado el método de la caca de perro, pero no lo descartamos. Supongo que la próxima vez que una cabra se escape de la valla eléctrica y se lleve por delante uno de nuestros preciosos árboles, me pondré a husmear en busca de la caca de perro más desagradable que pueda encontrar…

Si tiene alguna vieja sabiduría agrícola española que compartir con nosotros, póngase en contacto con nosotros a través del correo electrónico freedomfarm18@gmail.com

Hazte seguidor de Freedom Farm Patreon haciendo clic en el siguiente enlace y ayúdanos a seguir haciendo cambios positivos en el mundo. Gracias 💚

Liked it? Take a second to support freedomfarm on Patreon!

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: